Archivo del blog

20 de septiembre de 2018

II. El ajuste y militarización es del G20-FMI con apoyo de todos los poderes locales. Alternativa a crear desde abajo y a la izquierda.

Argentina, crisis de la deuda y acuerdo con el FMI: Camino a un nuevo colapso del modelo
20 de septiembre de 2018
Por Carlos Carcione (Rebelión)

El primer acuerdo del gobierno Macri con el FMI duró apenas dos meses. Solicitado por el gobierno y firmado en junio cuando el Banco Central argentino demostró su incapacidad para frenar la corrida cambiaria. Los 15.000 millones de dólares, de un total de 50.000, hechos efectivos en ese mes se evaporaron, aspirados por la crisis. Para finales de agosto, en medio de una nueva corrida, la devaluación del peso superaba el 100% en apenas 6 meses, Macri pidió al Fondo el adelantamiento a 2019 de los desembolsos previstos para el 2020 y, según versiones, como parte de esta negociación, se estaría estudiando un refuerzo de otros 15.000 millones de dólares para el nuevo programa 1 .
Unos días después, cuando la corrida cambiaria se había convertido en crisis política, el gobierno anunció nuevas medidas de ajuste; una reestructuración del organigrama de funcionamiento del gobierno eliminando la mitad de los ministerios, y el llamado a lo que denomina “peronismo racional”, expresado en los gobernadores del PJ, a un acuerdo para aprobar el presupuesto de 2019 que contempla las exigencias del Fondo.
Sobre la base de estas “señales” y con el fracaso consumado del acuerdo de junio, el FMI aceptó comenzar a negociar un segundo acuerdo. Al tiempo que la directora general del organismo, Cristine Lagarde, confesaba en el Financial Times de Londres el 11 de septiembre, su temor de que las crisis de Argentina y Turquía se convirtieran, vía efecto contagio, en una nueva crisis mundial de la deuda.
No esta demás señalar que cuando el FMI todavía pronosticaba un 2018 sin mayores sobresaltos en la economía mundial, nosotros, desde anticapitalistas en red, alertamos sobre la posibilidad de un nuevo capítulo de la crisis internacional empujado por la inminente crisis de la deuda y la guerra comercial de Trump 2 .
Que estamos atravesando una “tormenta”, que el país ha vivido por por encima de sus posibilidades, que el déficit fiscal, que los subsidios, que la sequía, la falta de confianza, o la mala comunicación del plan, etcétera. Estas son algunas de las explicaciones de Perogrullo que desde el gobierno ensayan como causas locales de la actual crisis, además del impacto, ese si indudable, de la crisis capitalista mundial.
Sin embargo ninguna de estas explicaciones puede revelar por qué el acuerdo con el FMI de junio pasado, que incluye el mayor desembolso de la historia del organismo, ha fracasado en apenas 2 meses y es necesario renegociarlo. Las preguntas que hay que contestar son dos. La primera es develar las causas de fondo, estructurales, de las crisis recurrentes del capitalismo dependiente argentino. Y la otra es si la política económica del macrismo, independientemente de su claro carácter antiobrero, antipopular y antinacional, apunta a corregir o por el contrario profundizará esas causas estructurales, desembocando en un nuevo colapso.
Un patrón de acumulación basado en la fuga de capitales
Desde la quiebra del modelo de sustitución de importaciones a finales de la década de los 60 del siglo pasado, la elite dominante en el país buscó un nuevo patrón de acumulación de capital rompiendo la lógica de lareproducción ampliada 3 . Lo encuentra recién a mediados de los 70 con la dictadura militar y el plan económico de Martínez de Hoz, estimulado por el FMI y los capitales internacionales. Desde entonces hay una constante en la economía argentina: la fuga de capitales .
En varios estudios a lo largo de la última década, pero sobre todo en los realizados por el equipo de investigadores que encabeza Jorge Gaggero del CEFIDAR, se aportan importantes datos que son útiles para entender cómo funciona, desde entonces, el patrón de acumulación de las elites locales. En uno de ellos publicado en el 2010, por ejemplo, señala que: En 1974 la deuda externa era de US$ 7600 millones, y el capital fugado era prácticamente la mitad, US$ 3800 millones. En 1982 las cifras eran US$ 44.000 y US$ 34.000 millones, respectivamente. En 1989la deuda era de US$ 65.000 millones y los capitales fugados llegaban a US$53.000 millones. A fines de 2001 la deuda era de US$ 140.000 millones y lo fugado US$ 138.000 millones.
Esta dinámica continúa durante todo el periodo kirchnerista y por su puesto se mantiene en la actualidad. Un ejemplo de ello es que la información brindada por el Banco Central para el primer semestre de este año para la cuenta Formación de Activos Externos de Residentes (un eufemismo para la fuga) muestra que esta fue un 117 % superior a la del mismo periodo del año anterior, llegando a los 16.676 millones de dólares 4 . Teniendo en cuenta que ha seguido de esa manera, es indudable que se establecerá un nuevo record histórico de Fuga de Capitales.
Es importante señalar también que el acumulado de los bienes de argentinos en el extranjero bordean según fuentes citadas por Gaggero los 400.000 millones de dólares hasta el año 2014 5 . Lo que permite afirmar que en la actualidad es muy superior, sobre todo teniendo en cuenta que el mismo informe del Banco Central citado arriba, muestra que en los dos últimos años, es decir el periodo Macri, la fuga supera largamente los 50.000 millones de dólares.
De todas maneras es importante destacar, como lo hace la investigadora de la UBA Magdalena Rua, que se desarrollaron dos maneras de alimentar esta fuga. Afirma Rua que durante el periodo kirchnerista, a pesar de haber descendido la relación Deuda –PBI, la fuga no se interrumpió, por el contrario se mantuvo en niveles similares a los actuales, pero financiada esencialmente por los superávit que el extraordinario periodo de precios internacionales de los cereales generó 6 .
En síntesis, financiada por deuda externa durante gran parte de las últimas cuatro décadas o por el superávit de cuenta corriente como ocurrió en una parte del periodo kirchnerista 7 , el patrón de acumulación de la burguesía local no se asienta en la reinversión productiva de los excedentes logrados en la producción y por la explotación del trabajo o por el diferencial obtenido por los precios extraordinarios de los comodities exportados (plusvalía extraída o renta agraria obtenidas), sino en la búsqueda de una valorización financiera de ese excedente vía fuga de capitales. Esto muestra al pasar, la íntima relación de los grandes grupos económicos locales con el capital financiero internacional y sus definidos rasgos mafiosos, especulativos y parasitarios.
Endeudamiento creciente, especulación y ajuste permanente, las herramientas del saqueo
En un artículo del 1 de enero de 2018 en el periódico El País de España 8 se afirmaba que a pesar de que la deuda argentina había crecido un 35% durante los dos años de mandato de Macri hasta entonces, ubicándose en los 342.000 millones de dólares para diciembre de 2017, señalaba que el consenso general (entre los funcionarios e inversores) era que esa deuda era sostenible en el tiempo. Para entonces la relación Deuda/PBI se ubicaba alrededor del 54%.
Apenas meses después Argentina debe recurrir al crédito más importante en la historia del FMI para no caer en la cesación de pagos y cumplir con el servicio de esa deuda que, en enero para El País era “sostenible”. Si una parte de las causas de esta situación se debe buscar en la evolución de la crisis económica internacional, las causas locales inmediatas, más allá de las estructurales que señalamos más arriba, tienen que ver con la política económica específica que desarrollo el macrismo desde el mismo momento de su asunción al gobierno. La liberación del tipo y las operaciones de cambio, la desregulación financiera, la eliminación de las retenciones para el agro y la minería, el aumento de la base imponible para el impuesto a las ganancias, y el pago de la deuda contraída por el gobierno De la Rúa a los fondos buitres, pago que estaba suspendido desde finales de 2001, entre otras, no lograron atraer las tan propagandizadas “inversiones de capitales” que vendrían al país cuando nos “abriéramos al mundo”. Pero si alimentaron un flujo de capital especulativo de cortísimo plazo. Cuando esos capitales especulativos comenzaron a desprenderse de los títulos y bonos en pesos del gobierno y pasarse a dólares para realizar una ganancia obscena obtenida por esa especulación, la burbuja de las LEBAC y otros instrumentos financieros especulativos estalló.
Por otra parte el llamado “ajuste en dos tiempos”, o “gradualismo”, en el ajuste neoliberal que se propuso al inicio del gobierno Macri y que duró hasta el inicio de la corrida, fracasó. El síntoma más claro del fracaso fue frente a la ofensiva del gobierno en diciembre pasado por imponer la reforma de la seguridad social y la reforma laboral, el fuerte rechazo del movimiento de masas impidió la segunda y llevó a que no se pudiera llevar el ajuste hasta donde pretendía Macri. Porque La eliminación de subsidios, el ataque al salario, el crecimiento de los despidos y del desempleo, la disparada inflacionaria, la recesión económica, similar en números de caída de producción y consumo al 2001, aunque brutales para la población, son insuficientes para encontrar el camino hacia el “país normal” que Macri le prometió a las Elites del país y extranjeras. Por eso a cada nuevo acuerdo con el Fondo sigue una nueva ronda de ajustes.
Frente a esta situación y al estallido de la burbuja especulativa 9 , sobrevino una nueva crisis de la deuda en el país. Los números son contundentes: A pesar del “apoyo” del FMI y de que, durante 2018 se pagarán en total algo más de 78.000 millones de dólares de deuda, el stock total de deuda al contrario de reducirse, aumentará, pasando de los 342.000 millones de dólares de finales de 2017 a superar los 390.000 millones a finales de 2018 (ver números actuales en Observatorio Fiscal) 10 . Y la deuda habrá pasado del 54% del PBI a representar a fines de 2018 un 107% del mismo como señalan los propios consultores burgueses 11 .
Entramos como en oportunidades anteriores, en una dinámica de grandes confrontaciones para definir ganadores y perdedores de esta crisis. Para evitar que se consolide un nuevo saqueo hacia el pueblo, los trabajadores y el país, las grandes mayorías que viven de su trabajo deben enfrentar con su movilización este pacto de Macri con el FMI y derrotarlo. La alternativa vuelve a ser: nuevo colapso del capitalismo dependiente argentino o modelo alternativo anticapitalista. 
Notas:
3 Carlos Marx, Acumulación y Reproducción Ampliada El Capital, libro 2do. Capítulo 1
4 Fuga de capitales primer semestre de 2018 Ámbito Financiero con datos del BCRAhttp://www.ambito.com/928345-la-fuga-de-capitales-se-duplico-en-el-primer-semestre-alcanzo-los-us-16676-millones
7 Hay estudios que demuestran en base a números oficiales que durante el periodo Kirchner, el aumento en la producción se basó esencialmente en la utilización de la capacidad instalada y no en la ampliación de la capacidad productiva. En algunas ramas como petroquímica y otras, hubo inversión productiva, el resto del aumento de la inversión en ese periodo se explica por la ampliación de la capacidad de almacenamiento.
8 El País España, La deuda argentina creció 35% desde la llegada de Macri.https://elpais.com/economia/2018/01/01/actualidad/1514832832_626904.html
9 Que sin dudas se extenderá a otros emergentes.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=246748

19 de septiembre de 2018

I. El ajuste y militarización es del G20-FMI con apoyo de todos los poderes locales. Alternativa a crear desde abajo y a la izquierda.

Crisis en Argentina: salarios, moneda y socialismo

15 de septiembre de 2018

Por Rolando Astarita
La inflación en el mes de agosto fue del 3.9%; el acumulado del año es 24,3%, y de agosto de 2017 a agosto de 2018 la inflación fue 34,4% (Indec). Las subas salariales en 2018, y hasta agosto, habrían rondado el 20% (los datos del Indec sobre salario son hasta junio). La inflación pronosticada para septiembre estaría entre el 5 y 6%. Para el año, la inflación estaría por encima del 42%. Todo indica que los salarios, en el curso de 2018, crecerán muy por debajo de esa cifra. Y en todo caso, si la lucha de clases arranca aumentos salariales, lo más probable es que sigan subiendo los precios y el dólar. O sea, la respuesta del capital y el Gobierno apunta a derrotar a la clase obrera amenazando –además del desempleo con una espiral de subas de precios y del tipo de cambio.

Pero en ese caso la perspectiva es que la moneda nacional progresivamente deje de actuar como medida de valor, medio de pago e incluso medio de cambio (y de hecho, ya ha dejado de ser reserva de valor, o medio de atesoramiento). De ahí la propuesta de que Argentina vuelva a establecer una caja de conversión (o convertibilidad), adelantada por Larry Kudlow, presidente del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, y por la editorialista del Wall Street Journal, Mary O’ Grady. Si bien todo indica que no existen condiciones políticas –tampoco económicas- para la dolarización completa de la economía, el reclamo sustancial es por una moneda fuerte, necesaria para restablecer la disciplina de la ley del mercado. Es que en alta inflación (o hiperinflación) la constricción de la ley del valor se debilita, ya que el dinero deja de encarnar tiempo de trabajo, y no hay forma de comparar productividades y valores. Por eso, en alta inflación, tampoco hay manera de que el capital se determine como valor en proceso de autovalorización. La caída de los salarios reales vía alta inflación (o hiperinflación) tiene esta limitación.

En consecuencia, restablecer la constricción monetaria equivale a restablecer el poder disciplinador del mercado –de la ley del valor- sobre el trabajo y en beneficio del capital de conjunto. En este punto es conveniente recordar que el dinero en manos del capitalista es la forma de existencia en que el capital inicia su proceso de valorización, y como tal, es poder social sobre la clase obrera.

Sin embargo, y dado que no existen condiciones políticas y económicas para la dolarización, todo indica que el gobierno de Cambiemos apuesta a anclar el dólar alrededor de los $40, y contener la suba nominal de salarios. Pero por ahora pierde reservas sin detener la suba de la divisa. Solo en la última semana el dólar aumentó 7,2%, para volver a superar los $40, a pesar de que el Banco Central vendió 395 millones de dólares. Y nadie puede asegurar que se mantenga en ese precio en las próximas semanas. Tampoco que los precios no sigan subiendo en espiral. La crisis se desarrolla con una dinámica caótica, de manera que es imposible prever sus ritmos y formas.

Es necesaria una alternativa socialista
La crisis cambiaria y la suba de  precios se desarrollan en un marco de ventas en caída, ruptura de la cadena de pagos, freno de las inversiones y desplome del consumo. Desaparecen las horas extras; se extienden las suspensiones y los despidos; y el cierre de talleres y comercios. Lo cual deprime más la demanda e intensifica la recesión. En este contexto el mensaje de los capitalistas y gobernantes es: “si los trabajadores pelean por recuperar salarios habrá más desocupación”. Y también: “si no resignan conquistas laborales, no habrá inversión”.

De manera que las subas del tipo de cambio y de precios, por un lado; y el desempleo (o la amenaza de desempleo), por el otro, atenazan a la clase trabajadora. Por eso, es necesario luchar, pero también ser conscientes de que la fuga de capitales, el aumento de precios, los despidos y suspensiones, no se paran con simples movilizaciones sindicales, ni con las tantas veces mentada “relación de fuerzas”. Las luchas reivindicativas pueden arrancar paliativos, pero no bastan para superar las contradicciones de la sociedad capitalista. Tampoco se arreglan las cosas con medidas del tipo “imprimir dinero hasta acabar con el desempleo”. Ni cambiando las figuritas de las altas esferas del Estado; o prohibiendo, por ley, las crisis, la desocupación y los aumentos de precios. El cretinismo parlamentario y el curanderismo social burgués sólo refuerzan la ideología de la clase dominante, y llevan a las masas trabajadoras a la frustración y el desánimo. Es necesario discutir un programa integral, que abra una perspectiva socialista. Lo cual implica plantear el enfrentamiento en términos de la lucha de clases.
Pero además, es necesario aprender de la historia. Frente a las crisis de 1975, 1981-1982, 1989-1991, 2001-2002 (profundas devaluaciones, alta inflación, caída dramática de los salarios y empeoramiento de las condiciones laborales), los programas reformistas burgueses y pequeño burgueses a los que adhirió (y adhiere) el movimiento obrero, no constituyeron solución ni alternativa. Y con la actual crisis el resultado no va a ser muy distinto, en tanto subsista el poder del capital, y la clase obrera no oponga una alternativa radical de cambio social.
Descargar el documento: varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como: “Crisis en Argentina: salarios, moneda y socialismo”

Las "zonas de sacrificio" son los inicios del actual ajuste y militarización del G20-FMI

“Zonas de sacrificio”, acción política de clase y ecosocialismo

10 de septiembre de 2018
Por Maximiliano Rodríguez (Rebelión)
Existe la idea en la izquierda de que la problemática medioambiental es una cuestión ajena a las clases sociales. Pareciera que compete a la ciudadanía, a la humanidad, a las personas conscientes, etc. Los más fieles a la ortodoxia, admitiendo la existencia de éstas, pero al no calzar con sus representaciones idealizadas, argumentan que en este tipo de problemáticas dichas diferencias se diluyen, adquiriendo un carácter indeterminado, “aclasista”.
Por el contrario, sostenemos que la problemática medioambiental es una cuestión que involucra especialmente a las distintas clases sociales. Ninguna solución puede existir al margen de éstas, y de sus respectivos intereses y proyectos. Y aún más, en el estadio actual del capitalismo global, la problemática medioambiental no es sino una expresión de “la lucha de clases realmente existente”.
Esta es una contradicción del capitalismo que emplaza directamente a la moderna clase obrera. Golpea sus condiciones de vida, y abre espacio para su constitución como actor político con capacidad de acción colectiva propia, y posibilidad de organizar y aunar extensos sectores populares tras un proyecto de transformación social.
La izquierda tiene que tomar nota respecto de las nuevas realidades que impone la actual etapa del capitalismo y las formas que adopta la lucha de clases, y debe dar cuenta de estas en lo político-programático. En el asunto medioambiental, el desafío está en la formulación de un ecologismo obrero. O sea, un ecologismo que se asiente en la moderna clase trabajadora y que además se inserte en el proyecto emancipador histórico de esta clase: el socialismo.
Este ecosocialismo tiene que diferenciarse de las intenciones, deseos piadosos y asistencialistas reactivos a la emergencia con las víctimas de las desastrosas, e incluso mortales, consecuencias medioambientales del desarrollo capitalista, rechazar la invocación a principios abstractos de reglamentación social e idealizaciones románticas de tiempos pasados de la humanidad; para, en cambio, fundamentarse en las posibilidades que ofrecen el desarrollo de las contradicciones capitalistas y la descarnada realidad de la lucha de clases.
Las “zonas de sacrificio” del capitalismo chileno
La situación que actualmente padecen los habitantes de las comunas de Quintero y Puchuncaví en la V región se suma a otros hechos de similar naturaleza que han afectado a distintas localidades del país en los últimos años (Freirina, Chiloé). El común denominador de todos ellos responde a la anatomía específica que el desarrollo del capitalismo en Chile le ha impuesto a la actividad económica.
Históricamente, y liberado de toda traba bajo la fase neoliberal, la incesante búsqueda de ganancias ha llevado al gran capital en Chile a afincarse en la explotación rentista de recursos naturales: minería, pesca, acuicultura, actividad forestal, agroindustria, etc., las cuales le han permitido extraordinarios y permanentes niveles de rentabilidad.
Complementariamente, y parte del mismo complejo industrial, se ha instalado paralelamente a dichas actividades una industria manufacturera procesadora de recursos naturales de escaso valor agregado y altamente contaminante: fundiciones, plantas de procesamiento de pescado y elaboración de celulosa, etc.
Bajo esta modalidad de acumulación se han configurado zonas enteras en que, en el altar del crecimiento económico, sus habitantes son población sacrificable. Si bien no se reconoce oficialmente, para nadie es un misterio que para las propias autoridades hay zonas del país cuya población debe cargar con los costos medioambientales que el capitalismo chileno genera, incluso a costa de su propia salud. Son las denominadas “zonas de sacrificio”.
Entre estas comunas se encuentran: Tocopilla, Mejillones y Huasco en zona la norte; Quintero, Puchuncaví y Titil en el centro; y Coronel y Hualpén en el centro-sur del país. Ocho en total.
Trabajadores y zonas de sacrificio
Habitan en estas comunas unas 330 mil personas. Población con altos contingentes de pobreza, que la expone al chantaje económico del gran capital y sus representantes que les prometen empleos y mejores condiciones de vida.
Desde el punto de vista de la composición social destaca el marcado sesgo hacia las clases populares de su población, con especial predominancia obrera. Si a nivel nacional la clase obrera, con su grupo familiar incluido, se acerca al 44% de la población total, en las zonas de sacrificio esta proporción se eleva al 54%.
El 51% de ocupados que habitan en las zonas de sacrificio laboran como obreros, mientras que a nivel nacional es un 42%. Una proporción importante de estos (42%) se desplaza cotidianamente fuera de estas áreas. De este modo, con el flujo de obreros que habita en estas zonas y que se desplaza a trabajar fuera y aquel que, habitando fuera, se desplaza hacia dichas comunas, se tiene que un poco más de dos tercios (70%) de la clase obrera que se desempeña en las zonas de sacrificio corresponde a población lugareña, mientras que el resto es una población obrera “foránea”.
Las clases sociales ante la cuestión medioambiental
La cuestión medioambiental cruza transversalmente a la sociedad chilena, y seguramente irá cobrando mayor fuerza con el correr de los años.
Sus impactos son tales que obligan a las distintas clases sociales a tomar posición. Particularmente amplios sectores de las clases medias se sensibilizan con el tema, que puede llegar a constituirse en uno de los elementos para nuevos arreglos institucionales en el sistema de dominación burguesa. Arreglos que busquen encausar “racionalmente” la actividad de los capitales individuales en pos de garantizar la sostenibilidad general de la acumulación.
Las clases populares, en tanto, son impulsadas a la acción ante la desesperación por el deterioro de sus condiciones de vida y salud, llegando incluso a la pérdida de sus fuentes laborales y de sustento (pescadores artesanales, trabajadores de la industria salmonera).
Para la clase obrera, que sufre con particular fuerza las consecuencias del daño ambiental, esta lucha se constituye en otro espacio de su acción contra el capital. Un ámbito más de su experiencia como actor político.
Casos como los de Quintero y Puchuncaví literalmente constituyen para la clase obrera, una cuestión de vida o muerte. El capitalismo le pone ante una disyuntiva sin solución posible en este sistema de dominación político y económico. Las únicas alternativas reales dentro sus límites son simplemente una muerte lenta por envenenamiento o la miseria por falta de trabajo.
La alternativa socialista
El desastre ecológico es la expresión de las contradicciones que desgarran globalmente al capitalismo contemporáneo. Su solución demanda que la naturaleza de dicho régimen social sea cambiada. Se requiere que la producción adquiera una forma social distinta a la capitalista, una socialista.
Sólo la socialización de los medios de producción podrá poner a funcionar a la economía bajo un plan global que aproveche los avances científico-técnicos disponibles. Posibilitará además la puesta en práctica de patrones de producción y consumo socialmente racionales y que garanticen los equilibrios ecológicos, despojándolos a su vez del estrecho y peligroso marco al que los constriñe la incesante búsqueda de ganancias.
La solución de la cuestión medioambiental, por tanto, se inscribe necesariamente dentro del proyecto emancipador de la clase obrera. No hay otro actor que pueda dar una respuesta real y definitiva al problema.
Consideraciones para una política ecosocialista
Algunas consideraciones acerca del ecosocialismo como programa político de los trabajadores.
- Renovación programática de la izquierda
Una de los asuntos que el desastre ecológico del capitalismo ha desnudado con particular crudeza es la obsolescencia del programa industrialista levantado por la izquierda durante el siglo XX. La industrialización ha dejado de ser una demanda revolucionaria en tanto que lo que hoy enfrenta la clase obrera no es la pobreza derivada de la falta de desarrollo industrial capitalista, sino de las consecuencias que este último impone sobre sus condiciones de vida.
Ya nada soluciona que la producción pase del capital privado al Estado, para que éste a su vez emule y sustituya a la burguesía como agente del desarrollo económico. De hecho, precisamente los sucesos de Quintero y Puchuncaví han develado la responsabilidad de empresas modélicas de la fase desarrollista del capitalismo chileno.
Si alguna vez el desarrollismo burgués y el socialismo pudieron haber tenido puntos en común en sus respectivas agendas programáticas, hoy ya no. Para efectos de la acción política de la clase obrera, deben quedar claramente diferenciados el capitalismo de Estado del socialismo.
El industrialismo no constituye una opción ecológicamente viable. La reciente emergencia de nuevas potencias industriales ha demostrado que si se replicara el patrón de desarrollo de los capitalismos desarrollados las consecuencias medioambientales serían insostenibles. No resulta ecológicamente factible que los países monten individualmente una industria propia a escala nacional a imagen y semejanza de los grandes centros de la acumulación mundial.
Por lo mismo, el ecosocialismo requiere una perspectiva internacional. La racionalización de los procesos de producción y consumo que éste implemente no podrán ser completos si no se llevan a cabo en un marco que traspase las fronteras nacionales, y bajo el principio de una nueva división internacional del trabajo que aproveche racionalmente el actual desarrollo de las fuerzas productivas. La tragedia medioambiental encontrará una solución sostenible y definitiva sólo con la integración económica de las naciones basada en la complementariedad socialista, en oposición a la actual integración de competencia capitalista.
- Conciencia y acción de clase
Otro de los elementos que ha evidenciado la situación de las zonas de sacrificio ambiental en Chile es la separación que enfrenta la clase obrera en relación al lugar de trabajo con el que ella y su núcleo familiar habitan. A partir, entonces, de esta separación relativa entre las condiciones de vida y las condiciones salariales-laborales, las cuales no tienen por qué tener una conexión directa entre sí, bien pueden originarse comportamientos diferenciados -y hasta contradictorios- en el seno de esta.
Precisamente una de las potencialidades de la problemática medioambiental para la clase obrera es la necesidad que se le plantea a crecientes contingentes de esta de elevarse por sobre la conciencia corporativista-sindical /1, y confluir además en la acción con otras clases populares.
- Independencia de clase
Finalmente, las organizaciones de izquierda que actúen en el seno de los trabajadores deben ante todo velar por preservar su independencia de clase. Esclarecer a ojos de estos los distintos intereses en juego con el fin de que no terminen siendo usados como elemento de fuerza en las pugnas inter burguesas. Evitar que la clase obrera se desgaste y divida inútilmente librando una guerra que no es la suya.
www.puntofinalblog.cl
1/De hecho, fue Marcos Varas, presidente del sindicato de ENAP, quien rápidamente salió a deslindar responsabilidades de la estatal en la crisis de Quintero y Puchuncaví. Sibilinamente esgrimió la condición estatal en defensa de esta, deslizando supuestos intereses privatizadores tras las voces del gobierno que la señalaban como responsable. Cabe recordar que los gobiernos corporativos de ENAP y Codelco contemplan la presencia de representantes sindicales en sus respectivos directorios. Varas es precisamente, a parte de presidente del sindicato, miembro del directorio de ENAP.

18 de agosto de 2018

I. El uso de la lógica del Capital bloquea atender a las luchas e investigaciones de los de abajo.

La lógica del Capital y su naturalización hasta convocar al debate

Los impactos socioambientales del coche eléctrico:
un debate necesario17 de agosto de 2018

Por Guillermo Otano Jiménez
The Conversation


El pasado 8 de noviembre, la Comisión Europea lanzó su iniciativa para fomentar “el liderazgo mundial de la UE en el ámbito de los vehículos limpios”. El desafío es doble: por un lado, lograr posicionar la industria automovilística europea a la vanguardia de la innovación y el desarrollo tecnológico necesario; por otro, reducir nuestras emisiones de CO² en un 40% de aquí a 2030, que es el compromiso adoptado en el Acuerdo de París.
En este sentido, la piedra angular del nuevo paradigma de la “movilidad limpia” son los denominados “coches híbridos o eléctricos” que, poco a poco, van haciéndose con una cuota de mercado cada vez mayor. En España, por ejemplo, los coches híbridos y eléctricos suponen sólo el 0,69% del mercado, pero, en los últimos dos años, las matriculaciones se han duplicado (de 6.180 vehículos en 2016 a 13.021 en 2017). De hecho, el Gobierno ya está buscando la manera de incentivar su compra. Y no es el único. Se trata de una tendencia global, incluso en aquellos países donde su arraigo es mayor.
En esa línea, Inglaterra y Francia han anunciado recientemente su intención de prohibir la venta de automóviles diésel y gasolina a partir de 2040. Las grandes ciudades europeas como Londres, Roma, Barcelona o Madrid están implantando medidas similares para reducir la contaminación de los tubos de escape: desde zonas de acceso limitado para ciertos vehículos a motor hasta prohibiciones de estacionamiento, pasando por restricciones de velocidad.
Todos estos incentivos públicos contribuirán, sin duda, a incrementar la demanda de coches eléctricos en los próximos años. No obstante, nada de esto sería posible sin las innovaciones técnicas que han visto la luz en la última década, las cuales han posibilitado la creación de una nueva generación de baterías de litio. Sus costes de fabricación siguen siendo más elevados que el de las baterías de plomo-ácido que emplean los coches convencionales. Sin embargo, ofrecen cada vez mayor autonomía y mejores prestaciones, al tiempo que reducen significativamente la contaminación y sus efectos nocivos sobre la salud y el medioambiente.  

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=245377

II. El uso de la lógica del Capital bloquea atender a las luchas e investigaciones de los de abajo.

[UAC] AGRUPACIÓN MEDIOAMBIENTAL DEFENDAMOS ISLA HUAR, RESPECTO A LA FUGA MASIVA DE SALMONES, EN EL SECTOR PUNTA REDONDA.

Comunicaciones OLCA

Isla Huar 14 de agosto de 2018
COMUNICADO PÚBLICO 
AGRUPACIÓN MEDIOAMBIENTAL DEFENDAMOS ISLA HUAR, 
RESPECTO A LA FUGA MASIVA DE SALMONES, 
EN EL SECTOR PUNTA REDONDA ISLA HUAR.
Como organización sin fines de lucro, que busca priorizar la Defensa y Protección de los Recursos Naturales de Isla Huar, declaramos estar profundamente preocupados por el daño medioambiental, sin precedentes, que puede estar generándose tras el escape de miles de salmones. Lo anterior, ocurrido en el Centro de cultivo Punta Redonda de Marine Harvest S.A. en Isla Huar.
Según informes de la Superintendencia de Medio Ambiente al Tribunal Medio Ambiental de Valdivia, del día 23 de julio de 2018:
“los hechos acaecidos y la hipótesis de riesgo creada, hacen presumir que existen incumplimientos graves a obligaciones ambientales de la empresa, referidas a labores de mantención, puesta en marcha del plan de contingencias, así como otras obligaciones referidas al manejo operacional del CES (Centro de Cultivo de Salmones).”
Los cuales dan como resultado, el escape masivo de alrededor de 600 a 900 mil salmones del Atlántico, lo cual según la SMA (Superintendencia del Medioambiente):
“no debió haber acaecido si la empresa hubiere cumplido estrictamente sus obligaciones ambientales asociadas al manejo diligente del CES, considerando que fue la única instalación de la zona que sufrió este evento”.
Agregan que;
“(…) con la investigación realizada a la fecha se determinó que existen dos causas principales para esta emergencia ambiental, y que dicen relación con las condiciones meteorológicas y las condiciones y/o mantenciones de las estructuras del CES. El hecho de que no se hayan dañado los demás CES que operan en el sector, impide atribuirle la responsabilidad exclusiva a las condiciones climáticas como factor causante del incidente, pues la rotura  no se habría producido o hubiera sido menor, si las jaulas hubieran estado debidamente mantenidas. Al respecto, la falta de revisión diaria y quincenal que se debía haber realizado a las jaulas, se estima como un factor absolutamente relevante para la generación del incidente, pues si bien la emergencia tuvo aparentemente una combinación de factores naturales (meteorológicos) y antrópicos (negligencia, por la falta de revisión del CES), resulta posible inferir que las posibilidades de rotura de las jaulas hubieran disminuido, incluso no se habrían producido, si éstas hubieran estado bien mantenidas.
Como Agrupación Medioambiental, entendemos que la Isla Huar, más concretamente sus espacios terrestre y marítimo, son patrimonio natural de todos los huarunos sin exclusión, por lo tanto declaramos la necesidad de tomar medidas a corto y mediano plazo, en las que pretendemos:
Agrupación Medioambiental Defendamos Isla Huar
1. Ser parte del proceso de Investigación que lleva a cabo la Súper Intendencia de Medio Ambiente, sí también, nos haremos parte de las acciones legales para establecer el daño ambiental que afecta al patrimonio natural de la comunidad de isla Huar y sus alrededores. De esta forma nos hacemos parte de las medidas de reparación que se establezcan.
2. Realizar un seguimiento a la Medida Urgente y Transitoria (“MUT”) exigida por la Superintendencia de Medio Ambiente y ratificada por el Tribunal Ambiental, al CES Punta Redonda. Ésta consiste en la detención parcial del funcionamiento del Centro de Cultivo de Salmónidos Punta Redonda.
3. Establecer mesas de trabajo permanentes, entre la Comunidad Huaruna, Marine Harvest, Centros de Investigación y los organismos fiscalizadores del Estado, a fin de resguardar los intereses propios de nuestra comunidad.
4. Realizar ciclos de conversatorios entre Centros de Investigación, Universidades y otros actores CON la comunidad huaruna, a fin de poder estar informados con certeza acerca de las consecuencias a nivel ecosistémico, ocasionados por este episodio y otros ligados a la presencia de la industria Salmonera en nuestro país y territorio. Para ello ya contamos con el apoyo del Centro de Investigación y Desarrollo de Recursos y Ambientes Costeros de la Universidad de los Lagos (Centro I-Mar) el cual se comprometió a iniciar un vínculo permanente con la isla mediante la realización de actividades educativas e investigativas que iniciarán este segundo semestre del año.

Víctor Herrera Hernández                                                                            Sofía Almonacid Neumann
 10.417.977-0                                                                                                                 16.957604-1
 Presidente                                                                                                                        Secretaria
Oscar Muñoz Rodríguez
5.333.835-6
Tesorero


-- 
Comunicaciones OLCA
Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales
Alonso Ovalle 1618 A, Santiago, Chile.


-- 
-- 
UAC Unión de Asambleas Ciudadanas Contra el Saqueo y la Contaminación
prensa@asambleasciudadanas.org.ar
www.asambleasciudadanas.org.ar
facebook.com/unionasambleasciudadanas
http://twitter.com/prensauac
 
NUEVO 2018 -->(Cuadernillo Sistematización Encuentros de la UAC -PDF-) --> 
https://goo.gl/7GXjqB

III. El uso de la lógica del Capital bloquea atender a las luchas e investigaciones de los de abajo.

Nación Mapuche. Asociación Leufü Wueneywue en defensa y recuperación del río Wueneywue

Resumen Latinoamericano / 17 de agosto de 2018 / Mapuexpress
Este viernes 17 de agosto del 2018, la Asociación Leufü Wueneywue, que agrupa a los afectados directos de la usurpación de las aguas del río Wueneywue, nos encontramos aquí, en la bocatoma de la central hidroeléctrica Pullinque para hacer pública nuestras demandas a la empresa ENEL por la terrible destrucción de nuestro río y los daños y perjuicios que esto ha provocado a nuestra gente de los Lof Llongahue y Tralcapulli. Queremos hoy manifestar lo siguiente:
Kiñe. Que con fecha 20 de Enero del 2017 y en conjunto con nuestras organizaciones Mapuche, nos tomamos la Central Hidroeléctrica Pullinque, perteneciente actualmente a la empresa transnacional ENEL. En aquella ocasión demandamos la devolución de un porcentaje del agua usurpada para que esta volviera a correr libre por el cauce original del río, el cual en la actualidad se encuentra totalmente desecado por la captación de la totalidad de las aguas para el aprovechamiento hidroeléctrico.

Epu. La central Hidroeléctrica Pullinque tras 56 años de operación ha generado impactos inmensurables en nuestra cultura, nuestras actividades productivas, nuestra alimentación, en los reguladores microclimáticos generados por la presencia del Truf Truf y la pérdida de patrimonio histórico, cultural y espiritual como lo es nuestro Kushewueke. Aseguramos firmemente que la empresa arruinó nuestras formas de vida al destruir nuestro Leufu y al Itrofilmogen.

Küla. A raíz de todos estos daños y perjuicios es que exigimos una compensación colectiva y la devuelta del agua de nuestro río, lo cual fue tratado a través de un proceso de negociación colectiva con la empresa ENEL. Sostuvimos alrededor de 15 reuniones de trabajo en estos dos años. Nuestra organización ha sido clara en plantear que la empresa debe responder por los daños y perjuicios a través de una compensación colectiva que cubra el daño emergente, el lucro cesante, el daño moral y el grave daño ambiental generado por su presencia. Sin embargo permanentemente vimos como la discriminación, las faltas de respeto, las mentiras, arremetidas y la letra chica de malas intenciones fueron enturbiando este proceso hasta colmar la paciencia. Hoy declaramos fracasado este intento de acercamiento de la empresa, tras la fallida reunión del 11 de agosto recién pasado. No recibiremos migajas ni a agentes externos dividiendo nuestras comunidades.

Meli. Queremos denunciar públicamente también, que hace algunas semanas y de manera engañosa, la empresa a sobrevolando con un dron nuestros territorios, muy lejos de las instalaciones de la central Pullinque, en donde ellos habían argumentado realizar una visita de inspección. Emplazamos a dar explicaciones públicas a la empresa y a aclarar sus intenciones de este trabajo de mala fe, en donde han faltado a su propia palabra al sobrevolar nuestras comunidades y nuestro cerro Tren Tren.

Kechu. Hoy demandamos a la empresa una compensación justa y colectiva, y la restitución de las aguas del río que usurparon, mediante la eliminación de la represa que ha destruido nuestro río, nuestras vidas y cultura.

Cayu. Queremos señalar que no abandonaremos el camino de luchar por nuestro río y nuestra vida, nos hacemos más fuertes al andar, y seguiremos los caminos correspondientes para que ENEL y el Estado se hagan responsable.

Regle. Finalmente hacemos un llamado a todas las organizaciones Mapuche, sociales, ambientalistas, religiosas y políticas, así como al mundo empresarial y a los emprendedores del territorio a pronunciarse sobre la defensa y recuperación del río Wueneywue, de igual manera convocamos a todos los medios de comunicación y difusión a apoyar, cubrir y difundir este movimiento por la recuperación del río para todos y todas. Solidarizamos con todos los pueblos que están en pie de lucha, con todas las causas justas, muy en especial con las de nuestro pueblo nación Mapuche.
ASOCIACION LEUFÜ WUENEYWUE

Fuente: http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/08/17/chile-mapuche-asociacion-leufu-wueneywue-en-defensa-y-recuperacion-del-rio-wueneywue/

IV. El uso de la lógica del Capital bloquea atender a las luchas e investigaciones de los de abajo.

No a la IIRSA/COSIPLAN/UNASUR la ruta del saqueo y la contaminación de los territorios.

14 de febrero de 2017


Desde el colectivo social y ambiental “Unidos por las Aguas de la Cuenca Curru Leuvu” hacemos público nuestro repudio a la presencia del presidente Mauricio Macri, el Gobernador de Chubut Mario Das Neves, de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; y de Tierra del Fuego Rosana Bertone en Viedma en este momento socio/político y ambiental turbulento denunciamos la continuidad y profundización de las políticas extractivistas que se vienen desarrollando a expensas del agua de la cuenca curru leuvu, desde hace más de una década, el despojo y la destrucción que está cometiendo el capitalismo y sus empresas multinacionales en complicidad del los distintos gobiernos al servicio del capital internacional en este momento histórico de entrega del agua y del territorio al extractivismo.

El agua de la cuenca del Curru Leufu viene siendo contaminada de distintas formas desde hace décadas como consecuencia del modelo extractivista imperante que desarrolla la explotación indiscriminada de la tierra y de todos los seres, los derrames constantes de la industria del petróleo, el vertido de los efluentes cloacales SIN TRATAMIENTO como política de Estado y la falta de inversión en obras de infraestructura en las distintas ciudades, el vertido de agrotóxicos, la utilización del Agua como bien privado para el abastecimiento de los casi 1.000 pozos de petróleo no convencional que actualmente están en actividad en Vaca Muerta, Neuquén y Allen, Río Negro, sumado a la pretendida explotación del yacimiento “Chelforo”, las represas que aprisionan el agua generando su putrefacción, el avance de las empresas mineras en la línea sur del territorio y de las empresas petroleras hacia el valle medio conlleva el despojar a pequeños productores, chacareros y comunidades mapuche de la tierra productiva, condenado a quienes resisten a enfermedades respiratorias, falta de agua potable ante el avance de la contaminación desmedida y que en la actualidad busca ser “legalizado” mediante la modificación del “código de tierras fiscales”.


Mientras se favorece la apropiación de “reservas de agua” por parte de conocidos magnates como Joe Lewis que avanza con el proyecto laderas sobre la Pampa Ludden, el tendido de una hidroeléctrica sobre el robado “lago escondido” siendo uno de los inversores de la empresa Pampa Energía encargada de la explotación mediante fracking en la zona de Allen y que hace más de una década cuentan con la complicidad de los gobiernos municipales, provincial y nacional , y de los diversos medios de comunicación regional que han dado apoyo de manera sistemática a los proyectos extractivistas de la megaminería, la fractura hidráulica, el agronegocio y a la entrega del territorio, como así también de los actores políticos que permitieron la derogación de la ley anticianuro en Rio Negro, avalaron el paquete de leyes hidrocarburiferas con la “renovación de los contratos petroleros” y de la corrupción del Poder Judicial que declaro inconstitucional la ordenanza anti fracking que fuera promulgada en la ciudad de Allen en 2013, pero que hace años no exige la libre circulación del “lago escondido” apropiado por Joe Lewis y protegido por su testaferro Van Dittmar a quien recibieron en la primera audiencia a pocos días de haber asumido la gobernación Carlos Soria y Alberto Weretilneck.

 

La explotación del agua de la cuenca del curru leufu se hace sin escrúpulos para el beneficio de diversos capitalistas a los que les sería imposible saquearnos sin la complicidad de lxs funcionarixs y de los sectores políticos partidarios que hoy pretenden la cooptacion de las luchas camuflándose capciosamente de ambientalistas, ante esta avanzada nuestrx objetivo es RECUPERAR EL AGUA DE LA “CUENCA CURRU LEUVU EXIGIENDO:

Que prevalezca el Valor Natural del Agua como Esencia de Vida: ya no más Agua para la electricidad, fracking gas y petróleo no convencional y minería hidrotóxica en la Cuenca Curru Leuvú.Show

Contra el saqueo y contaminación del territorio NO SEREMOS ZONA DE SACRIFICIO…
DE LA CORDILLERA AL MAR BEBEMOS LA MISMA AGUA!!
Colectivo Social y Ambiental Unidos por las Aguas de
la Cuenca Currú Leuvú.
Viedm
a – Carmen de Patagones.
Febrero 9 de 2017


V. El uso de la lógica del Capital bloquea atender a las luchas e investigaciones de los de abajo.

Documento de la Unión de Asambleas Ciudadanas
de la Provincia del Chubut

Reunidos el día 2 de Junio de 2018 en la ciudad de Trelew, las Asambleas de Rawson, Playa Unión, Puerto Madryn, Esquel, Gualjaina, Costa del Lepá, Dolavon, Trevelin, Trelew y Comarca Andina,  nos reconocemos dentro de un TERRITORIO PLURINACIONAL, porque sabemos que estamos bajo las leyes del Estado Argentino, pero también reconocemos y valoramos que preexisten otras Naciones, como la Nación Mapuche, por ejemplo y otras que hoy pertenecen a esta lucha comunitaria.
Nos manifestamos en ALERTA Y MOVILIZACIÓN PERMANENTE ante el avance obsceno de los intereses transnacionales megamineros que se mueven inescrupulosamente de la mano de gobernantes corruptos de todos los estamentos del Estado que  avalan y acompañan el ilegal intento de habilitar la megaminería en nuestra provincia. Son descaradas ya las relaciones de intimidad que viven el mal gobierno y las mineras. Siendo ésta una actividad hoy prohibida en Chubut, parecería imposible que se reciban currículos en lugares públicos, privados y estatales y que dichas empresas, convivan cercanamente con nuestros gobernantes,  saludándose con un afecto que, a todas luces, manifiesta gravísimos actos de corrupción, dado que no son las mismas formas amables y de “amiguismo” para cuando somos nosotros los que queremos acercarnos para exigirles que cumplan con su función mayor, que es, nuestra representatividad.

La historia nos muestra que cada uno de los proyectos extractivos a lo largo de todo el territorio de Abya Yala (hoy América) se impusieron mediante la corrupción de los funcionarios de turno. Siempre la mentira, el engaño, la falta de palabra, las promesas incumplidas e, inevitablemente, el saqueo, el robo a los pueblos y el dejar, sin culpa y sin responsabilidad, el pasivo ambiental. La mugre, lo que no sirve, lo que enferma, lo que mata. En ese sentido, no es de extrañar que el proyecto de zonificación para habilitar la megaminería sea impulsado por el diputado Alfredo Di Filippo quien se encuentra involucrado en las causas de corrupción que indignan a los chubutenses.

Denunciamos fehacientemente que la crisis actual en la provincia es una crisis inventada solamente para abrir paso fácil a la instalación de las megamineras como única salvación. Enerva la pasividad con la que el gobierno permite el accionar del mal llamado sindicato ASIJEMIN, brazo de las corporaciones mineras y juega con las reales necesidades de trabajo de la gente. Actitud ruin e inconcebible en un estado de derecho autónomo e incorruptible. Sin embargo, ASIJEMIN, se encuentra en la provincia funcionado como una agencia de empleo para una actividad prohibida por ley, por ello EXIGIMOS que el Poder Judicial, actúe de oficio y pare, ya mismo, estos atropellos hacia la soberanía y autonomía de nuestro pueblo. Este seudo sindicato está tan cómodo trabajando en su ilegalidad que propone en un diario de tirada provincial un CO-GOBIERNO para así generar un caos mayor al que ya está generando, pues nunca tendrán la licencia social requerida, en Chubut.

Y esto se demostró fuertemente cuando 25.000 personas firmaron espontáneamente un rotundo NO A LA ZONIFICACIÓN Y SI A LA APROBACIÓN DE NUESTRA INICIATIVA POPULAR en menos de 10 días. Esto confirma qué es lo que NO quiere el pueblo chubutense y cuál es el peso político que tenemos como asambleas que, no duden, haremos pesar, sea del color partidario que sea el gobierno de turno. Exigimos el tratamiento y la aprobación del proyecto de ley por Iniciativa Popular de las Asambleas Ciudadanas de Chubut, bastardeado en la escandalosa sesión de noviembre de 2014, mancha para la democracia que solo será subsanada con la aceptación de nuestros requerimientos.

Repudiamos a todos los entreguistas traidores legisladores, que deberían ser juzgados con todo el peso de la ley, por ir en contra de la soberanía del Estado Argentino y a favor de empresas extranjeras saqueadoras y contaminantes, no de manera personal, sino utilizando todo el sistema representativo que bastardean con sus actos impunes. EXIGIMOS la investigación de todos ellos y sus relaciones cuasicarnales con las empresas megamineras, como así también su parcialidad manifiesta a la hora de votar por leyes en favor de las mismas y en contra de los intereses del pueblo que deberían representar.

Denunciamos la falta de paz social y represión para quienes se manifiestan en contra de la megaminería en Gastre. Extorsionan a la gente empobrecida brindándole actividades de muy baja paga como lavar la ropa, cuidar los niños o limpiar sus casas. Y no dejaremos de luchar hasta que estas situaciones de violencia paren hacia nuestros compañeros. Sepan, compañeros de Gastre, que no están solos y que luchamos por que su libertad de expresión pueda ser ejercida libremente.

En reconocimiento y afianzamiento de que LA LUCHA ES UNA SOLA, visibilizamos y hacemos nuestra la lucha por el territorio de los Pueblos Originarios, EXIGIMOS justicia por los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, así como denunciamos la criminalización de las y los testigos de estas causas. Nos solidarizamos con el Lonko Facundo Jones Huala, preso político hoy que, nuevamente, está llevando a cabo una huelga de hambre por las escalonadas muestras de racismo hacia su persona y pueblo, no permitiéndole hacer sus ceremonias, filtrando la bibliografía que lee y excluyéndolo de hacer algunas actividades con sus compañeros de la U14 de Esquel. Por ello, exigimos su inmediata libertad y cese posterior de hostigamiento y persecución.

Además, en vista de la contaminación que se sufre al NE de nuestra provincia por pasivos ambientales de Río Negro, enfatizamos que la contaminación no reconoce límites políticos impuestos y ello nos sostiene para, una vez más, demandar que No queremos zonificación en Chubut. No obstante, defendemos la Ley 5001, la cual fue ganada por la lucha del pueblo chubutense en 2003, luego del aplastante 82 % por el NO A LA MINA en la ciudad de Esquel.

Reclamamos una confiable y transparente forma de actuar del Poder Judicial que sostenga decisiones correctas por parte del mismo respecto a la causa por espionaje a las vecinas y vecinos de Esquel y alrededores, como así también denunciamos la falta de avance y sanciones hacia los responsables.
Sabemos que en Chubut existen actividades económicamente viables y sostenibles en el tiempo, sin desmedro del ambiente en todos sus aspectos, ya sea biológico, cultural, histórico, etc. Y es a ellas a las que apuntamos como matriz productiva en nuestra provincia. Si hoy Chubut no cuenta con producciones de este tipo o solo tiene unas pocas, es porque no hay voluntad política para reconocerlas y abrigarlas dentro de un sistema que brinde ganancias en todos los sentidos a todos los chubutenses. Por ello manifestamos nuestro amor al río Chubut al que defenderemos en todos sus tramos y recordamos que es la arteria principal que nos une en todo el territorio.

Por otra parte, con gran alegría, recibimos en nuestra UACH un manifiesto de los jóvenes de Gualjaina y Costa del Lepá manifestándose a favor de la vida y en contra de las actividades extractivistas como la megaminería que nos quieren imponer. Por ello promovemos a todos los jóvenes a organizarse y actuar para defender el futuro de todos. Sabemos que esta lucha nos trascenderá y que debemos seguir sembrando consciencia en los niñxs, quienes son los que YA están levantando su bandera y su empoderamiento territorial.
Así también instamos y afianzamos la organización fortalecida por parte del pueblo. Confiamos en nuestra fuerza interna y sabemos que, organizados, podemos lograr grandes cambios para vidas más dignas, con trabajo, salud, seguridad, educación y armonía para con la Madre Tierra o Ñuke Mapu y así poder sostenernos como especie por miles de generaciones más, junto al resto de nuestros congéneres. De nosotros depende. Organización! Educación Popular! Asambleas y todo lo que sea necesario para defender la vida.
CON MÁS FUERZA QUE NUNCA Y CON UN CHUBUT QUE ESTÁ COMPLETAMENTE DE PIE
Y CON SUS PUÑOS EN ALTO: NO PASARÁN!!! NI AHORA, NI NUNCA!!!

-----------
Comisión Prensa y Comunicación
UAC Unión de Asambleas de Comunidades

UAC Unión de Asambleas de Comunidades
Contra el Saqueo y la Contaminación
NUEVO 2018 -->(Cuadernillo Sistematización Encuentros de la UAC -PDF-) -->https://goo.gl/7GXjqB